KARINA SE DESPEDIRÁ DE LOS ESCENARIOS EN VERANO DEL 2011

19 julio, 2010

Imagen del 2º Congreso de OGAE España

Entrevista a Karina para el periódico digital “larioja.com” donde anuncia su retirada para verano del 2011:

En 1966 fue elegida mejor cantante ‘yeyé’. ¿Qué queda de aquella Karina?

– Ya queda poco. Quedan las canciones, el recuerdo. De aquella chica ‘yeyé’ no queda nada.

– Esas canciones, cuando se escuchan ahora, suenan ‘rancias’.

– Son ciclos. La vida pasa y esas cosas hay que asumirlas.

– ¿Se siente abandonada?

– No. Creo que con estar en el recuerdo de las personas es suficiente. Yo ya soy abuela y sólo hay que entrar en Internet para ver qué cantidad de información hay sobre mí.

– ¿Lo que habrá subido es la media de edad de sus conciertos?

– Sí, claro. Suele acudir gente de mi generación. A ellos les dicen más cosas mis canciones.

– Pero luego, en una verbena, ‘Las flechas del amor’ la bailamos todos.

– Es que son canciones para pasar un buen rato. Es música de siempre. Como si pones un pasodoble: ¿Quién no baila un pasodoble? ¿Quién no baila ‘Las flechas del amor’?

– Aquellos conciertos de antaño también han perdido peso.

– Sí, ahora actúo más en centros culturales y para gente de más de 50 años.

– Fue segunda en Eurovisión. El Festival, como la música ‘yeyé’ también está de capa caída.

– Pasa lo mismo que con la música. Son otros tiempos, ya no se hace música en directo, e incluso llegará un momento en que ni canten los cantantes. Cantar y bailar dando saltos es imposible. Sólo lo puede hacer Bisbal, que es un fenómeno. Entonces Eurovisión era muy importante y movía a mucha gente, como ahora ‘La Roja’.

– Y Rodolfo Chikilicuatre, ¿qué le pareció?

– La verdad es que no vi acertado el tema. No era la persona adecuada. Él es más un ‘showman’ que un cantante. Un actor.

– Y Karina, ¿se ha comportado como una diva?

– Nunca he sido una diva, sólo popular. Sí que tuve algún capricho, como un refresco, agua fresca.

– Es decir que no pedía mil toallas blancas ni agua de manantiales remotos.

– (Ríe) No, que va. Con que estuviera todo limpio, suficiente.

– La prensa rosa se cebó con usted tras ‘Hotel Glam’ -participó su ‘ex’, Luis Miguel-. ¿Les metemos en el baúl de los recuerdos?

– Sí que se cebó mucho, sí. Pero eso depende del personaje. Hay gente que se dedica a ello en cuerpo y alma y otros lo llevamos peor porque nos pilló por sorpresa.

– De todo su repertorio, ¿con qué canción se queda?

– Con las baladas, que son preciosas. Muy hermosas.

– ¿Y la que no puede soportar?

– Alguna. Hice una serie de discos de boleros y rancheras y hay alguna ranchera que cuando alguien me la pone. Es lo peor.

– ¿Hasta cuando tendremos Karina?

– Ya estoy pensando en jubilarme. Llevo 50 años y el próximo verano comenzaré a decir hasta luego, que no adiós.

Anuncios