LYDIA GUARDA UN BUEN RECUERDO DE SU PASO POR EUROVISIÓN

La actual cantante del grupo Presuntos Implicados Lydia Rodríguez fue la primera visita que recibimos ayer sábado en el Centro Culturalde  Sanchinarro de Madrid con motivo de la celebración del 7º congreso de OGAE España.

Nada mas sentarse con nostros, nos comentó que ella siempre ha querido venir a nuestro congreso pero que en citas anteriores le había sido posible por motivos de agenda y que  quería reencontrarse con sus amigos eurofans españoles que ella hizo en Jerusalem.

Sobre el tema que defendió en Eurovisión 1999 “No quiero escuchar” dice que el tema le gusta muchísmo y que lo canta siempre que puede; es su tema estrella cuando hace galas en solitario (fuera de su grupo actual); aunque allí se dió cuenta que aquello “No era un concurso exclusivamente de canciones” y que había que tener en cuenta muchos mas factores para poder obtener un mejor puesto en el concurso.

La preselección interna que hizo TVE consistió en que numerosos artistas mandaron sus maquetas y su canción logró ser finalista y ser la elegida entre ellas; entonces le llamaron para proponerle ir a Eurovisión sin ningún tipo de obligación y aceptó casi sin pensarlo porque le habcía mucha ilusión y lo consideraba un reto y un “espaldarazo” en su carrera.

Era obvio que el tema de su vestido de la diseñadora Ághata Ruíz de la Prada iba a salir en la conversación y antes este tema Lydia comentó que ella no le dió tanta importancia y no pensaba que iba a tener tanta repercusión. Dijo que ensayó una sola vez con el vestido y que no se lo dejarón ver hasta ese momento del ensayo (en broma dijo “por algo sería”), aunque si ha confesado que a su madre (presente también en el salón de actos) no le gustaba pero en su momento a ella no le parecía “tan horrible”. Bromeando dijo que al menos sirvió para ser portada de varios periódicos europeos.

Lydia no tuvo suerte y acabó en la última posición, recibiendo un sólo punto, por parte de Croacia. Hubo sonadas críticas en relación al traje que lució, que no se adecuaba al estilo de la canción y que algunos medios trataron de señalar como el culpable de la mala posición de España. El vestido de De La Prada ganó el Barbara Dex Award al peor de la edición. A diferencia de otros artistas que no tuvieron suerte en Eurovisión, en 2004 Lydia aseguró en TVE: “Al fin y al cabo, quieran o no, en el año 99 a Eurovisión fui yo, y eso es una cosa de la que estaré orgullosa toda mi vida” . Por otro lado Ághata Ruiz de la Prada dijo en su día que tendría que haber elegido un traje algo mas “arriesgado” para Eurovisión.

En cuanto al festival y la convivencia con durante la semana eurovisiva comentó que su hotel estaba muy lejos del resto de los artistas y que casi todos organizaban fiestas y España sin embargo no y ella entonces con 19 años quería vivirlo todo con intensidad.  Tras el festival y su último puesto su compañía la “guardó durante 5 años en el cajón”.

Guarda un rato recuerdo y dice que iría de nuevo aunque no cree que sus compañeros actuales compartan esa misma opinión.

Calificó a la interepretación de Pastora Soler este año como absolutamente “genial” y que mereciá un mejor puesto. Lydia hubiese preferido un mejor puesto para Pastora y también como no para ella misma en el 99 ya que lleva con orgullo la representación de su país.

Lydia recibe un collar, regalo de OGAE España por asistir a nuestro congreso.

En cuanto a Eurovisión en general cree que se ha ido politizando mucho el tema de los votos y dentro de su edición la ganadora para ella era Croacia con Doris Dragović y su tema Marija Magdalena “por mucho que llevara los coros grabados” y que por el contrario el tema ganador de Charlotte Nilsson    “Take me to your Heaven” le parecía una copia de ABBA y que le desilusionó que no ganara Croacia.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: